• Noticias

    lunes, 7 de octubre de 2013

    27 de abril, canonización de dos grandes pontífices Habían trascurrido escas...

    27 de abril, canonización de dos grandes pontífices



    Habían

    trascurrido escasos treinta minutos del anunciado consistorio con los cardenales,

    cuando el Papa Francisco dio a conocer al mundo la fecha de canonización de los

    Papas Juan XXIII y Juan Pablo II: 27 de abril de 2014, fiesta de la Divina

    Misericordia.



    Ya

    en el avión que lo llevaba de regreso a Roma, tras su viaje a Río de Janeiro,

    Brasil, el Santo Padre había adelantado que esa era la fecha más probable para

    elevar a los altares a ambos pontífices, pues facilitaba el viaje de muchos

    peregrinos polacos que seguramente querrían participar en la ceremonia.



    “Con

    alegría y gozo –dijo el Papa Francisco el pasado 30 de septiembre, ante el

    Colegio Cardenalicio–, juzgando que pueden ser venerados por toda la Iglesia

    los beatos Juan XXIII y Juan Pablo II, por la autoridad de Dios Omnipotente, de

    los Santos Pedro y Pablo, he decidido que Juan XXIII y Juan Pablo II, el día 27

    del mes de abril del año 2014, sean incorporados al árbol de los santos.”



    El

    proceso de canonización de Juan Pablo II concluyó con la aprobación del milagro

    atribuido a su intercesión, gracias al cual la mujer costarricense Floribeth

    Mora se curó de un aneurisma cerebral justo el día de la beatificación. Sin

    embargo, en el caso de Juan XXIII, el Papa Francisco decidió que se celebrara

    su canonización sin necesidad de tener que documentar un milagro.



    Se espera que la ceremonia del

    próximo 27 de abril supere todos los récords de asistencia a una canonización.

    Basta recordar la extraordinaria participación de fieles en la beatificación

    del “Papa amado” en la primavera del 2011. Ante esta situación, aunado a la

    gran devoción que se le tiene a estos dos pontífices de la segunda mitad del

    siglo XX, el Vaticano y los servicios públicos italianos deberán trabajar a

    fondo para garantizar la atención a los visitantes.



    En

    México, el cardenal Norberto Rivera Carrera se unió a la alegría de la Iglesia

    universal por el anuncio, y dio gracias a Dios, “que bendice a su Iglesia y a

    la humanidad con el don de sus santos”, y al Santo Padre Francisco, “que ha

    decidido inscribir en el libro de los santos a estos dos grandes pontífices,

    ejemplos de fe, esperanza y amor para la Iglesia, y grandes benefactores de la

    humanidad”, dijo a través de un comunicado.



    El

    Arzobispo de México recordó que el “Papa bueno”, Juan XXIII, fue un incansable

    promotor de la paz en el mundo, y como buen pastor, amó profundamente a sus

    ovejas, promovió el diálogo y el entendimiento con otras confesiones

    religiosas”.



    Del

    Papa Juan Pablo II, dijo: “fue un misionero incansable, un firme defensor de la

    familia, de la dignidad de la persona y de los derechos humanos, especialmente

    del derecho a la vida. Visitó nuestra ciudad arquidiócesis en cuatro ocasiones,

    en las que siempre rindió un homenaje filial y piadoso a la Madre de Dios, en

    su advocación de Guadalupe, de la que fue devoto toda su vida”.





    https://www.facebook.com/media/set/?set=a.512921915448055.1073742

    No hay comentarios.:

    Publicar un comentario