728x90 AdSpace

Peliculas con Temas Religiosos, Valores y Entretenimiento
Artículos
sábado, 11 de marzo de 2017

Descubren un palacio asirio bajo las ruinas de la tumba de Jonás, devastada por el ISIS

(AsiaNews/InfoCatólica) Enterrados bajo las ruinas de la tumba de Jonas en una colina que domina la parte este de Mosul, en uno de los sitios históricos más importantes y devastado por el Estado islámico en Irak, han emergido los restos de un palacio la época asiria. Es el descubrimiento realizado en los últimos días por un grupo de arqueólogos en la llanura de Nínive, que participan en los trabajos de la recuperación santuario que, según la tradición, contiene los restos del profeta amado para judíos, cristianos y musulmanes. Los yihadistas habían destruido la tumba en julio de 2014, poco después de asumir el control de la segunda ciudad más grande del país.

El descubrimiento

El mes pasado, después de la reconquista por el ejército gubernamental del sector oriental de Mosul, un equipo de arqueólogos comenzó un trabajo de documentación de los daños causados ​​por el EI. Durante el trabajo, el descubrimiento excepcional: enterrado bajo el santuario había un edificio histórico asirio, que se remonta al año 600 aC, la época del rey Senaquerib, no surgido antes.

En el verano de 2014, coincidiendo con la aparición del Estado islámico, el mundo vio impotente la devastación causada por los hombres del «Califato» contra los templos, estatuas y otras antigüedades. Además del templo de Jonás en Irak, el templo de Mar Elián y el sitio histórico de Palmyra en la vecina Siria.

Según la UNESCO, esto se trata de la «más brutal» destrucción desde la Segunda Guerra Mundial.

A finales de febrero el ejército del gobierno y las milicias kurdas, que participan en la ofensiva lanzada el 17 de octubre del año pasado, consiguió hacerse con el control del área de Nebi Yunus a las milicias Daesh [acrónimo árabe para el EÍ]; miles de personas han abandonado sus hogares para escapar de los combates.

La zona del hallazgo

Durante las primeras etapas de la evaluación de los estragos causados ​​por el EI, los arqueólogos han descubierto una serie de túneles en la zona por debajo del templo, esculpidos por yihadistas con el objetivo probable de encontrar artefactos y objetos expuestos para ser vendidos en el mercado negro. Uno de los tráficos, junto con el petróleo, que han alimentado las arcas del movimiento extremista sunita.

Saqueo por parte de los terroristas

Caminar a través de estos túneles, los expertos se han encontrado con un «palazzo» todavía entero que data de hace más de 2600 años. «Sólo puedo imaginar la cantidad de cosas que encontró Daesh - dijo al Telegraph la arqueóloga Layla Saleh, que guiaba un equipo de cinco investigadores – primeros en llegar». «Creemos que recogieron la mayor parte de los artefactos - añade - como piezas de cerámica y más pequeños, para vender. Sin embargo, lo que queda será objeto de estudio y nos ayudará en el conocimiento de ese periodo».

De acuerdo con expertos en el tema del descubrimiento del palacio - ambos escaparon a los otomanos a mediados del siglo XIX y del gobierno iraquí un siglo después - se vincula a tres generaciones de reyes asirios, aunque fue construido originalmente para el rey Senaquerib (705 y 681 antes de Cristo) la estructura fue dañada en parte, en el año 612, cuando una coalición Medei, babilonios y otros grupos ha liberado la llanura de Nínive, y terminó el dominio asirio.

Importantes hallazgos a pesar del saqueo

A pesar del saqueo perpetrado por el EI, según los arqueólogos algunos artículos muy importantes han quedado incluyendo una inscripción cuneiforme en mármol; el cuneiforme, extendida entre las antiguas civilizaciones de Mesopotamia, fue uno de los primeros tipos de escritura. Los expertos deben trabajar con rapidez, lanza la alarma Layla Salih, debido a que los túneles están en riesgo de colapso «en cuestión de semanas». Si eso sucede, lo que se almacena dentro de él amenaza con desaparecer de nuevo, y tal vez para siempre.

Durante el período en que el Estado islámico gobernaba Mosul y la llanura de Nínive, los yihadistas han cerrado varios museos y sitios culturales; arqueólogos y expertos en la historia se han visto obligados a huir para evitar ser ejecutados como ocurrió con el director del sito de Palmira. Los seguidores del «Califato» creen que las tumbas, reliquias, estatuas son contrarias a los preceptos del Islam. Por lo tanto afectúan la destrucción sistemática de todos aquellos elementos que no podían ser vendidos en el mercado negro.

Let's block ads! (Why?)

  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Articulo Revisado: Descubren un palacio asirio bajo las ruinas de la tumba de Jonás, devastada por el ISIS Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos