728x90 AdSpace

Peliculas con Temas Religiosos, Valores y Entretenimiento
Artículos
viernes, 14 de abril de 2017

Ceremonias repletas en Semana Santa a pesar de las preocupaciones

(AsiaNews/InfoCatólica) La situación «por el momento está calma», los fieles «llenan las iglesias» no obstante los ataques y «no se dejan intimidar». No hay «un clima de miedo», si bien hay un «difundido sentimiento de preocupación». Es cuánto narra a AsiaNews, el padre Rafic Greiche, vocero de la Iglesia católica egipcia, en una Semana Santa empañada por los ataques del 9 de abril en la iglesia de Tanta y en Alejandría. En los atentados que han afectado a la comunidad copta, reivindicados por las milicias del Estado islámico (EI), murieron 45 personas y hay más de un centenar de heridos. «Los cristianos no se hacen intimidar-reafirma el sacerdote- aunque si, después de las violencias, decidimos cancelar los festejos que acompañan a las celebraciones».

Como explica el padre Rafic, para Pascua se realizarán «regularmente las celebraciones y los ritos litúrgicos», mientras que se cancelaron los otros eventos «como el recibimiento de los parlamentarios y los representantes de las instituciones, fiestas y otros eventos públicos». Una elección, subraya el sacerdote, en línea con el difundido sentimiento «de respeto y condolencias hacia las víctimas».

En estas horas hay policías armados que custodian los ingresos de la iglesia de San Marcos, formando un imponente cordón de seguridad a través del cual pasan sólo los habituales fieles y que son bien conocidos por la comunidad para poder participar en las misas. En todas las grandes ciudades del país, en las zonas en las cuales surgen iglesias o lugares de culto cristianos son sometidos a un estrecho control. Sin embargo, no obstante el reforzamiento de las medidas de seguridad diversas diócesis, en particular en el Alto Egipto, anularon las celebraciones para la Pascua. Los ritos, precisan los responsables, se limitarán a «simples oraciones». Entre los fieles en esta Semana Santa se respira un clima contradictorio de miedo, dolor, luto y desconfianza hacia las autoridades.

Identificados los asesinos

En la tarde de ayer el ministerio egipcio del Interior anunció la identificación del kamikaze que atacó el 9 de abril pasado la iglesia de mar Girgis en Tanta, en el norte del país, matando a 28 personas. Se trataría de Mahamoud Amin Mohamed Baghdadi, nacido en 1977 en Qena, en Alto Egipto, gobernación en la cual residía. Él era un «cuadro» de una célula terrorista, de la cual ya fueron arrestados otros tres miembros. En precedencia las autoridades habían anunciado la identificación del terrorista suicida que se había hecho explotar delante de la iglesia de San Marcos en Alejandría, sede tradicional del patriarca copto ortodoxo Teodoro II. 

Mientras tanto el presidente Abdel Fattah Al-Sisi aseguró que continuará la caza a las células terroristas que han ideado y realizado los ataques a las iglesias y sembrado muerte y destrucción en el país. Palabras pronunciadas en el contexto de la visita de patriarca copto ortodoxo, Teodoro II que realizó ayer, en la cual el jefe del Estado reivindicó el «máximo esfuerzo» para identificar a «los autores de estos viles actos».

Estado de emergencia para Egipto

En los días pasados Al-Sisi, declaró el estado de emergencia en el país para los próximos tres meses; un decisión que directa consecuencia de los ataques a las iglesias y confirmado por el Parlamento, con el objetivo de confiar al ejército la protección de instalaciones e instituciones «vitales» para el país.

«Los cristianos no se asustaron- narra el vocero de la Iglesia Católica egipcia- en el fondo estamos acostumbrados a la violencia, vivimos con los mártires. No hay miedo, sino una especie de preocupación por lo que podrá suceder, por una posible escalada». Los ataques de las últimas semanas han relanzado el «pensamiento» de la fuga, de emigración sobre todo «entre los cristianos más acomodados», entre las familias de la clase media y alta que pueden «permitirse una elección diversa». El gobierno egipcio «está haciendo lo mejor que puede», prosigue el padre Rafic, «pero presidiar iglesias y lugares de culto con militares y policías no basta. Es necesario hacer más para prevenir el terrorismo y en este contexto es fundamental la obra de la inteligencia. Sólo así se podrán evitar nuevos ataques».

Además de la Pascua, el pensamiento de la comunidad cristiana está dirigido también a la inminente visita del Papa Francisco a Egipto programado para el 28-29 de abril, confirmada en los días pasados por el Vaticano a despecho de los atentados. Los responsables están estudiando el programa para garantizar la seguridad del pontífice y de los fieles, pero hay que pensar también en «la felicidad de las personas que, si bien preocupadas, desean ver de cerca al Papa». «En estas horas nos preparamos para celebrar la muerte y resurrección del Señor-recuerda el padre Rafic- por eso concluye el sacerdote- es natural ser más fuerte que el miedo. Y a los cristianos de Occidente y en el mundo dicen que vengan a Egipto, ya sea como peregrinos que como turistas, para ayudarnos y hacernos sentir vuestra cercanía». 

Let's block ads! (Why?)

  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Articulo Revisado: Ceremonias repletas en Semana Santa a pesar de las preocupaciones Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos