728x90 AdSpace

Peliculas con Temas Religiosos, Valores y Entretenimiento
Artículos
sábado, 20 de mayo de 2017

Alegría del cristiano brota del encuentro con Jesús y no de buenas obras, afirma obispo

MADRID, 20 May. 17 (ACI).- El Obispo de Córdoba (España), Mons. Demetrio Fernández, explica en su carta semanal el origen de la alegría del cristiano que reside en la fe y de tener a Dios con nosotros, que “no brota de nuestras buenas obras, sino del encuentro con Aquel que nos ama hasta el extremo”.

Mons. Demetrio Fernández, Obispo de Córdoba, recuerda que “la resurrección de Jesucristo ha llenado el mundo entero de alegría, una alegría estimulante que llena el corazón de esperanza”.

Según explica el Obispo, en la primera lectura del domingo se describe la actuación del diácono Felipe, que “predicaba a Cristo” y ante su predicación y los signos que realizaba, “la ciudad se llenó de alegría”.

“La alegría ha sido y es la nota dominante de la evangelización, incluso en medio de las persecuciones y las dificultades. El encuentro con Jesucristo resucitado va cambiando la vida de la personas, porque llena el corazón de gozo y abre el horizonte de la existencia a una perspectiva de vida eterna, que ya ha comenzado con el bautismo”, explica Mons. Fernández.

Por eso el Prelado asegura que “también hoy la Iglesia está llamada a evangelizar, a anunciar a Jesucristo resucitado en un mundo muchas veces desconcertado y que incluso pasa de Dios”, por eso insiste en que “no se trata de transmitir simplemente unas verdades, se trata de testimoniar una alegría porque nos hemos encontrado con el Resucitado en nuestra vida”.

Además explica que el fundamento de la alegría cristiana brota de la fe y “de tener a Dios, que se nos entrega generosamente en su Hijo Jesucristo”, por eso asegura que “la ausencia de Dios genera tristeza y desaliento”.

“El Dios de Jesucristo nos ha abierto de par en par su corazón para entregarnos lo que más vale: su Hijo hecho hombre y el Espíritu Santo que brota de las llagas del Resucitado, como de un manantial a borbotones”, afirma en su carta.

De esta manera, Mons. Fernández apunta que “el cristiano no es, por tanto, la persona buena que vive de sus méritos, sino la persona que en su debilidad e incluso en su pecado se ha encontrado con Jesús y se ha sentido amado sin medida, y por tanto perdonado con un amor más grande”.

“La alegría, por tanto, no brota de nuestras buenas obras, sino del encuentro con Aquel que nos ama hasta el extremo”, insiste y subraya que se trata de “una alegría expansiva” que busca contar a otros el hallazgo que da “profundo sentido a la vida”, que es “el encuentro con Jesucristo”.

El Obispo de Córdoba señala que en la actualidad es más importante que nunca la presencia de “evangelizadores que rebosen la alegría de este encuentro con el Señor”.

Una alegría que se traduce en “el cumplimiento de los respectivos deberes, que sale al encuentro de los demás, particularmente de los necesitados, que sabe dar razón de su esperanza a quienes le rodean” y que en el Evangelio se ha transmitido de esta manera desde las primeras comunidades evangelizadoras y que “el tiempo pascual nos recuerda que esa ha de ser la tónica de la vida cristiana”.

También te puede interesar:

“Toda vocación es un don del Espíritu Santo”, recuerda obispo https://t.co/2IuAEt8O6O

— ACI Prensa (@aciprensa) 7 de mayo de 2017
  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Articulo Revisado: Alegría del cristiano brota del encuentro con Jesús y no de buenas obras, afirma obispo Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos