728x90 AdSpace

Peliculas con Temas Religiosos, Valores y Entretenimiento
Artículos
jueves, 4 de mayo de 2017

El Papa Francisco nombra un Obispo para Colombia

VATICANO, 04 May. 17 (ACI).- El Papa Francisco nombró a Mons. Edgar Aristizábal Quintero, hasta ahora Obispo Auxiliar de Medellín en Colombia, como Obispo de Yopal en el departamento de Casanare.

En un comunicado emitido este 4 de mayo, la Arquidiócesis de Medellín compartió “la alegría” que trae “esta nueva misión que le encarga la Iglesia a este pastor que con amor, cercanía y entereza” acompañó a esta localidad por 6 años.

“Asimismo, oramos a Dios por la vida y el ministerio de Mons. Edgar Aristizábal Quintero para que Dios lo siga iluminando en este nuevo reto pastoral, lo proteja y lo guíe con su Santo Espíritu”, concluye el comunicado.

Mons. Edgar Aristizábal Quintero nació en Cartago el 2 de diciembre de 1965. Realizó sus estudios eclesiásticos de Filosofía en los seminarios mayores de Cali y Cartago, y de Teología en los seminarios mayores de Manizales y Cartago.

Fue ordenado sacerdote el 7 de diciembre de 1990 y luego obtuvo la licenciatura en Teología Bíblica en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Como sacerdote ha desempeñado sucesivamente las siguientes funciones: párroco de “San Gabriel Arcángel” en Cartago, párroco de  “San Joaquín y Santa Ana” en Cartago, rector del Santuario “Ecce Homo” en Ricaurte, profesor y rector del Seminario Menor de Cartago, rector del Seminario Mayor de Cartago y director del Departamento para la Doctrina de la Conferencia Episcopal de Colombia.

El 4 de mayo de 2011 fue nombrado Obispo Auxiliar de Medellín y recibió la ordenación episcopal el 4 de junio de ese mismo año.

También te puede interesar:

El Papa Francisco nombra un nuevo obispo para Colombia https://t.co/JQQOFb1GAY

— ACI Prensa (@aciprensa) 18 de marzo de 2017

 

  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Articulo Revisado: El Papa Francisco nombra un Obispo para Colombia Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos