728x90 AdSpace

Peliculas con Temas Religiosos, Valores y Entretenimiento
Artículos
viernes, 2 de junio de 2017

10 ocasiones en las que el Papa Francisco aseguró que el diablo sí existe

REDACCIÓN CENTRAL, 02 Jun. 17 (ACI).- En muchas ocasiones a lo largo de su pontificado, el Papa Francisco ha alertado a los fieles católicos de todo el mundo ante las asechanzas del demonio o diablo.

Aquí te presentamos diez de esas ocasiones en las que el Santo Padre ha hablado fuerte y claro sobre el demonio, su existencia, su acción y lo que puede hacer un católico para combatirlo:

1.- El diablo no es un mito y debemos combatirlo

El 30 de octubre de 2014, en la homilía de la Misa que presidió en la capilla de la Casa Santa Marta, donde reside, el Santo Padre dijo que “a esta generación y a muchas otras se les ha hecho creer que el diablo era un mito, una figura, una idea, la idea del mal ¡pero el diablo existe y nosotros debemos combatir contra él! ¡Lo dice San Pablo, no lo digo yo! ¡Lo dice la Palabra de Dios!”.

“El diablo es mentiroso, es el padre de los mentirosos, el padre de la mentira”, dijo.

2.- La táctica del demonio para tentar al hombre

El 11 de abril de 2014, el Santo Padre explicó que así como el demonio “tentó a Jesús tantas veces, y Jesús sintió en su vida las tentaciones”, así también los hombres son tentados.

“También nosotros somos objeto del ataque del demonio, porque el espíritu del mal no quiere nuestra santidad, no quiere el testimonio cristiano, no quiere que seamos discípulos de Jesús”, dijo.

“¿Cómo hace el demonio para alejarnos del camino de Jesús? La tentación comienza levemente, pero crece: siempre crece. Segundo, crece y contagia a otro, se transmite a otro, trata de ser comunitaria. Y, al final, para tranquilizar el alma, se justifica. Crece, contagia y se justifica”, advirtió.

3.- Existe el demonio y hay una guerra contra la verdad y la vida

El 31 de diciembre de 2015, en una audiencia con miles de niños en el Aula Pablo VI en el Vaticano, el Santo Padre dijo que “en el mundo existe la lucha entre el bien y el mal, dicen los filósofos. Es la lucha entre el demonio y Dios. Esto existe todavía. Cuando a cada uno de nosotros le vienen las ganas de hacer una maldad. Esa pequeña maldad es una inspiración del diablo. Que a través de la debilidad que ha dejado en nosotros el pecado original te lleva a esto. Se hace el mal en las pequeñas cosas como en las cosas grandes”.

“Es una guerra contra la verdad de Dios, la verdad de la vida, contra la alegría. Esta lucha entre el diablo y Dios dice la Biblia que continuará hasta el fin”, explicó.

4.- El diablo tiene 2 armas para destruir a la Iglesia desde dentro

El 9 de septiembre de 2016, en un discurso ante más de 100 obispos en el Vaticano, Francisco señaló que “las divisiones son el arma que el diablo tiene más a la mano para destruir la Iglesia desde dentro. Tiene dos armas, pero la principal es la división: la otra es el dinero. El diablo entra por las rendijas y destruye con la lengua, con los chismes que dividen y el hábito de chismorrear, que es una costumbre de ‘terrorismo’”.

“El chismoso es un ‘terrorista’, que lanza la bomba –el chisme– para destruir. Por favor, luchen contra las divisiones, porque es una de las armas que tiene el diablo para destruir a la Iglesia local y la Iglesia universal”.

5.- ¡Cuidado con el diablo porque causa división y juega sucio!

El 12 de septiembre de 2016, el Santo Padre dijo en la Misa en Santa Marta que en la Iglesia “el diablo siembra celos, ambiciones, ideas, ¡pero para dividir! O siembra codicia”.

Cuando eso pasa ocurre como cuando hay guerra: “todo queda destruido”. “Y el demonio se va contento. Y nosotros, ingenuos, entramos en su juego”.

6.- ¡La guerra viene del demonio porque quiere el mal!

El 20 de septiembre de 2016, en la homilía de la Misa en la Casa Santa Marta, el Papa explicó que la guerra es uno de los signos del demonio.

“No existe un Dios de la guerra”, afirmó; y precisó que es una obra del “maligno” que “quiere matar a todos”. Por eso, Francisco pidió orar con la convicción de que “Dios es un Dios de paz”.

Hoy se invita “a todos los hombres de buena voluntad, de cualquier religión, a orar por la paz” porque “¡el mundo está en guerra y sufre!”, dijo.

7.- La corrupción es hacerse seguidor del diablo

El 17 de noviembre de 2016, en un discurso a la Asociación de Empresarios Católicos, Francisco señaló que la corrupción es “hacerse seguidor del diablo”.

“La corrupción está generada por la adoración del dinero y vuelve al corrupto prisionero de esa misma adoración. La corrupción es un fraude a la democracia, y abre las puertas a otros males terribles como la droga, la prostitución y la trata de personas, la esclavitud, el comercio de órganos, el tráfico de armas, etc. La corrupción es hacerse seguidor del diablo, padre de la mentira”, afirmó el Santo Padre.

8.- Con el diablo no se dialoga

El 25 de noviembre de 2016, también en Santa Marta, el Pontífice dijo que el diablo “es un mentiroso. Aún más: es el padre de la mentira, que genera mentiras. Es un estafador. Te hace creer que si comes de esta manzana serás como un Dios. Te la vende de ese modo y tú la compras, y al final te estafa, te engaña y te arruina la vida”.

El Pontífice se preguntó cómo podemos hacer para no dejarnos engañar por el diablo. “Jesús nos enseña cómo: no dialogar nunca con el diablo. Con el diablo no se dialoga. ¿Qué hizo Jesús con el diablo? Lo alejaba”.

9.- Dios permite que el demonio tiente a los sacerdotes para que crezcan en la fe

El 2 de marzo de 2017, en un encuentro con el clero de la diócesis de Roma en la Basílica papal de San Juan de Letrán, el Pontífice puso como ejemplo a seguir para los sacerdotes la fe de Simón Pedro, constantemente sometida a prueba por el demonio. Esta clase de pruebas “Dios no las manda directamente, pero tampoco las impide”, dijo.

“Toda la vida de Simón Pedro puede verse como un progreso en la fe gracias al acompañamiento del Señor, que le enseña a discernir en el propio corazón aquello que procede del Padre y lo que procede del demonio”.

“Quizás, la tentación más grande del demonio fue esta: insinuar en Simón Pedro la idea de no ser digno de ser amigo de Jesús porque lo había traicionado”, indica el Pontífice. “Pero el Señor es fiel. Siempre. Y renueva siempre su fidelidad”.

10.- El diablo siempre entra por el bolsillo

El 1 de abril de 2017, en la audiencia que sostuvo con la Comunidad del Pontificio Colegio Español San José de Roma, el Papa dijo a los sacerdotes que “el diablo siempre entra por el bolsillo”.

Los sacerdotes, dijo Francisco, “no se pueden contentar con tener una vida ordenada y cómoda, que les permita vivir sin preocupaciones, sin sentir la exigencia de cultivar un espíritu de pobreza radicado en el Corazón de Cristo que, siendo rico, se ha hecho pobre por nuestro amor o, como dice el texto, para enriquecernos a nosotros”.

También te puede interesar:

Así respondió el exorcista Amorth a cardenal que le dijo que el diablo no existe https://t.co/bmjKGCdnyu

— ACI Prensa (@aciprensa) 2 de junio de 2017
  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Articulo Revisado: 10 ocasiones en las que el Papa Francisco aseguró que el diablo sí existe Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos