728x90 AdSpace

Peliculas con Temas Religiosos, Valores y Entretenimiento
Artículos
jueves, 6 de julio de 2017

Muere el alemán que inventó una pseudoterapia que causó muchas muertes

Según informan varios medios de comunicación, el pasado 2 de julio murió a los 82 años el médico alemán Ryke Geerd Hamer, fundador de la Nueva Medicina Germánica (NMG), una peligrosa pseudoterapia que inició en los años 80 y que se ha cobrado muchas vidas al apartar a numerosos enfermos de los tratamientos que necesitaban. Finalmente, el controvertido doctor ha muerto de “un accidente cerebrovascular” en el último país en el que encontró refugio, Noruega.

Tal como leemos en El Español, Enric Corbera, el barcelonés que factura tres millones de euros al año prometiendo curar el cáncer con la Bioneuroemoción y que asegura que “sólo se mueren de cáncer los gilipollas”; Germana Durango, la turinesa condenada a dos años y seis meses de cárcel por prometer curar el cáncer con psicología y “hierbas”; y otros curanderos que tiran de pseudociencia para rentabilizar tratamientos “alternativos” tienen una inspiración en común: Hamer y su NMG.

Informan sus propias víctimas

Según recoge Redacción Médica, la noticia de la muerte de Hamer ha sido dada a conocer por el periódico austríaco Der Standard, citando a Erika Pilhar, una de las promotoras de la NMG, que habría anunciado en Facebook su fallecimiento por accidente cerebrovascular.

Erika Pilhar es madre de Olivia Pilhar, niña tristemente protagonista de esta pseudociencia en 1995, cuando sus padres huyeron de Austria a España (concretamente, a Málaga) para evitar que se tratara con quimioterapia un tumor en el riñón que Olivia había desarrollado y que llegó a pesar varios kilos. Una negociación entre los dos países permitió que la niña regresara y fuera operada.

Hace menos de un año tuvo lugar la última muerte “mediática” de una víctima del engaño de la NMG: una adolescente italiana, Eleonora Bottaro, diagnosticada de una leucemia linfoblástica aguda, cuando era todavía menor de edad decidió junto a sus padres que el mejor método para vencer a la enfermedad era el que proponía Hamer. Finalmente falleció.

Recogemos a continuación los datos principales de su trayectoria vital y terapéutica, extraídos del artículo “¿Es cierto que la Nueva Medicina Germánica cura el cáncer?”, escrito por Luis Santamaría, miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES) y publicado por Aleteia el 13/10/16.

Su biografía

Ryke Geerd Hamer desarrolló en 1979 un cáncer testicular –del que se curó mediante la medicina normal–, y que interpretó como reacción de su organismo a la muerte traumática de su hijo un año antes, alcanzado por un disparo. Poco tiempo después, el doctor Hamer desarrolló una teoría que comenzó a divulgar muy pronto en la televisión bávara.

En los orígenes de la NMG hay que contar otros datos que se ocultan muchas veces. Por ejemplo, que la Universidad de Tubinga rechazó por unanimidad en 1982 la tesis que había presentado el médico alemán defendiendo sus “leyes”, lo que denominó “Das Hamer Syndrom” (el síndrome de Hamer). O que la esposa de Hamer, primera “paciente” tratada con la NMG, murió en 1985 por confiar en la terapia.

Su trayectoria hizo que ya en 1986 fuera inhabilitado para el ejercicio de la medicina tras un escándalo, y que poco después fuera condenado por seguir tratando a pacientes a pesar de su suspensión. No sólo eso: un niño que fue tratado por el propio Hamer con la NMG perdió una pierna, lo que dio lugar a una condena a cuatro meses de prisión.

La polémica pasó de Alemania a Austria, donde se sucedieron varios episodios. El primero tuvo como protagonista al propio Hamer, que fue condenado a 6 meses de cárcel y tres años de libertad condicional por difamación. Más adelante, los protagonistas fueron unos padres que casi dejaron morir a su hija por hacer caso al ex médico alemán, y condenados a 8 meses de prisión. Más tarde se supo que unos 40 austriacos habían muerto después de ser tratados con la NMG.

España, plataforma de lanzamiento

Una importante segunda parte de la historia de Hamer tiene a España por escenario. En 1997, tras la muerte de tres enfermos de cáncer por seguir los postulados de la NMG, había sido condenado en Colonia a 19 meses de prisión. Después de este enésimo revés judicial causado por su praxis, decidió trasladarse a España, cosa que hizo en el año 2000.

Cabe pensar que una mudanza de este tipo –motivada por el rastro de muertes que iba dejando y la consecuente persecución por parte de la Justicia– le haría ser más discreto en su nueva etapa. Pero nada de eso, ya que llegó a aparecer hasta en tres ocasiones en programas de Televisión Española difundiendo libremente sus propuestas pseudoterapéuticas, y alcanzando así una cierta celebridad.

Los críticos de Hamer hacen una observación muy interesante relacionada con estas apariciones mediáticas del ex médico alemán: una de las personas que lo acompañaban en los programas, como testimonio de enferma española curada por la NMG, murió tres años después a causa del mismo cáncer del que aseguraba haber sido sanada.

Los años siguientes continuaron con diversas detenciones y condenas entre España –donde nunca ha tenido un problema legal– y otros países. En 2001 un tribunal francés le impuso (en ausencia) multa y cárcel, como condena por la muerte de tres enfermos de cáncer que siguieron sus teorías. En 2004 fue extraditado de España a Francia para ser juzgado por fraude y ejercicio ilícito de la medicina.

Su periplo concluyó en 2007, cuando se trasladó de España a Noruega, justo antes de que lo detuvieran para ser extraditado a Alemania y responder allí a una acusación de “incitación al odio entre pueblos”. En una entrevista declaró que lo hizo porque “Noruega no forma parte de la Comunidad Europea y aquí es mucho más difícil encarcelar”.

Allí en Noruega tenía, desde entonces, su centro de operaciones. Hamer llegó a inventarse su propia “universidad”, la de Sandefjord, para dar un aura de respetabilidad a sus propuestas, además de seguir lucrándose con actividades de formación y venta de materiales. Como puede verse, la “persecución” que, según sus defensores, “sufría” Hamer, tuvo siempre mucho más fundamento que una supuesta reacción de los poderosos lobbies de la medicina tradicional.

Let's block ads! (Why?)

  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Articulo Revisado: Muere el alemán que inventó una pseudoterapia que causó muchas muertes Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos