728x90 AdSpace

Peliculas con Temas Religiosos, Valores y Entretenimiento
Artículos
domingo, 19 de agosto de 2018

San Juan Pablo II lanzó este desafío a los jóvenes un día como hoy



VATICANO, 19 Ago. 18 (ACI Prensa).- El 19 de agosto de 1989, en Santiago de Compostela en el marco de la IV Jornada Mundial de la Juventud, el Papa San Juan Pablo II lanzó un especial desafío a los jóvenes, que en su mayoría abrazan el matrimonio como vocación, para que defiendan siempre la vida y la familia; y para que sean testigos de la verdad en un mundo que no sabe adónde ir.

En aquella ocasión, en la vigilia que presidió en el Monte del Gozo ante más de 600 mil jóvenes, el Papa peregrino cuestionó a los presentes: “¿Qué quiere Jesús de mí? ¿A qué me llama? ¿Cuál es el sentido de su llamada para mí? Para la gran mayoría de vosotros el amor humano se presenta como una forma de autorrealización en la formación de una familia".

"Por eso, en el nombre de Cristo deseo preguntaros: ¿Estáis dispuestos a seguir la llamada de Cristo a través del sacramento del matrimonio, para ser procreadores de nuevas vidas, formadores de nuevos peregrinos hacia la ciudad celeste?”.

En el mensaje, de gran actualidad aún hoy y a menos de una semana del inicio del Encuentro Mundial de las Familias en Irlanda, el Papa Wojtyla indicó que “en la historia de la salvación, el matrimonio cristiano es un misterio de fe. La familia es un misterio de amor, al colaborar directamente en la obra creadora de Dios".

"Amadísimos jóvenes, un gran sector de la sociedad no acepta las enseñanzas de Cristo y, en consecuencia, toma otros derroteros: el hedonismo, el divorcio, el aborto, el control de la natalidad y los medios de contracepción. Estas formas de entender la vida están en claro contraste con la Ley de Dios y las enseñanzas de la Iglesia”.

El santo Papa de la familia explicó luego que “seguir fielmente a Cristo quiere decir poner en práctica el mensaje evangélico, que implica también la castidad, la defensa de la vida, así como la indisolubilidad del vínculo matrimonial, que no es un mero contrato que se pueda romper arbitrariamente. Viviendo en el «permisivismo» del mundo moderno, que niega o minimiza la autenticidad de los principios cristianos, es fácil y atrayente respirar esta mentalidad contaminada y sucumbir al deseo pasajero”.

“Pero tened en cuenta que los que actúan de este modo no siguen ni aman a Cristo. Amar significa caminar juntos en la misma dirección hacia Dios, que es el origen del Amor. En esta dimensión cristiana, el amor es más fuerte que la muerte, porque nos prepara a acoger la vida, a protegerla y defenderla desde el seno materno hasta la muerte”.

Por ello, cuestionó nuevamente a los jóvenes: “¿Estáis dispuestos y dispuestas a salvaguardar la vida humana con el máximo cuidado en todos los instantes, aún en los más difíciles? ¿Estáis dispuestos, como jóvenes cristianos, a vivir y defender el amor a través del matrimonio indisoluble, a proteger la estabilidad de la familia que favorece la educación equilibrada de los hijos, al amparo del amor paterno y materno que se complementan mutuamente?”

“Este es el testimonio cristiano que se espera de la mayoría de vosotros y vosotras, jóvenes. Ser cristiano significa dar testimonio de la verdad cristiana; y hoy, particularmente, es poner en práctica el sentido auténtico que Cristo y la Iglesia dan a la vida y a la plena realización del joven y de la joven a través del matrimonio y de la familia”.

El Pontífice resaltó que Cristo llama a las nuevas generaciones a “ser mensajeros de la verdad, para ser sus testigos en el mundo, concretamente, ante los demás jóvenes como vosotros, porque muchos de ellos hoy, en el mundo entero, están buscando el camino, la verdad y la vida, pero no saben a dónde ir”.

El Papa polaco alertó también que “la llamada de Cristo lleva por un camino que no es fácil de recorrer, porque puede llevar incluso a la cruz. Pero no hay otro camino que lleve a la verdad y dé la vida. Sin embargo, no estamos solos en este camino”.

“María con su fiat abrió un camino nuevo a la humanidad. Ella, por su aceptación y entrega total a la misión de su Hijo, es prototipo de toda vocación cristiana. Ella caminará con nosotros, será nuestra compañera de viaje, y con su ayuda podremos seguir la vocación que Cristo nos ofrece”, destacó.















  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Articulo Revisado: San Juan Pablo II lanzó este desafío a los jóvenes un día como hoy Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos