728x90 AdSpace

Peliculas con Temas Religiosos, Valores y Entretenimiento
Artículos
viernes, 21 de septiembre de 2018

ENTREVISTA: El Arzobispo de Riga habla sobre el viaje del Papa a Lituania, Letonia y Estonia

(ZENIT – 21 sept. 2018).- El Arzobispo de Riga, Zbigņevs Stankevičs, asegura que darán la bienvenida al Papa Francisco “con alegría” en Letonia, porque él es el sucesor de Pedro, el Vicario de Cristo, que camina en la frontera entre el mundo visible y el invisible. La misión del Papa es “confirmar a los hermanos y hermanas en la fe y leer los signos de los tiempos, y esto nos ayudará a ver las prioridades hacia las que debemos dirigir nuestras fuerzas”.

En una entrevista exclusiva con ZENIT, que volverá a seguir el viaje papal de la visita apostólica del Papa Francisco a los países bálticos, el arzobispo letón hizo esta predicción.

ZENIT entrevistó al Arzobispo de Riga en Poznan, Polonia, en el marco de la Asamblea Plenaria del Consejo de las Conferencias Europeas, del 13 al 16 de septiembre de 2018.

Aquí está nuestra entrevista exclusiva:

***

ZENIT: Arzobispo Stankevičs, Letonia es un país pequeño y periférico en Europa. La Iglesia Católica de Letonia es bastante pequeña. Dado que el Papa Francisco recibe invitaciones en casi todas partes, pero obviamente acepta solo unas pocas, ¿qué significado tiene este evento para usted?

¡Letonia no es un país tan pequeño en realidad! Letonia es, si no recuerdo mal, más grande que Bélgica, por ejemplo, pero tiene pocos habitantes, especialmente hoy, después de que casi un tercio de los habitantes hayan emigrado al extranjero en los últimos 25 años, en busca de trabajo, bienestar y una vida más digna. Pero incluso a distancia, gracias a Internet y la televisión, podrán sentirse cerca del Papa y su tierra natal.

ZENIT: El Papa San Juan Pablo II visitó Letonia en 1993, hace 25 años. Desde entonces, ¿cómo ha cambiado Letonia?

En ese momento, era importante tener ánimo y visión de futuro. A principios de la década de los 90, pensamos que la libertad era lo principal, y de inmediato todo llegaría: bienestar, riqueza, abundancia… Hoy, 25 años después, vemos que todavía hay desafíos que enfrentar, para los cuales la libertad “externa” por sí sola no es suficiente. En la era soviética todos tenían que trabajar y tenían un salario mínimo para sobrevivir. Hoy, sin embargo, todos deben descubrir cómo hacer las cosas por su cuenta y una parte de nuestra gente no ha podido adaptarse. Por lo tanto, ¡el mensaje que traerá el Papa Francisco, de solidaridad con los pobres, será importante!

ZENIT: Durante ese tiempo, el país acababa de salir del largo período de opresión soviética. ¿Qué le ha dejado esta historia?

Esperamos del Papa Francisco no solo un impulso espiritual, sino incluso un impulso social, precisamente porque todavía necesitamos una purificación de la mentalidad post-soviética. Se ha hecho mucho, pero queda todavía mucho más por hacer para combatir la corrupción, la pobreza y la cultura de los desechos, porque los descartados también están en Letonia. La opresión soviética dejó profundas heridas tanto en el sentido de responsabilidad y autoestima personal como en la capacidad de iniciativa. Podrías hacer solo lo que mandaba el partido. En segundo lugar, existe una mezcla explosiva de materialismo teórico y práctico, ¡que aún hoy causa tanto daño!

ZENIT: Cada viaje papal es excepcional a su manera, despertando curiosidad y atención, no solo entre los católicos. En Letonia, los católicos son una pequeña minoría, en relación con las iglesias luterana y ortodoxa. ¿Cómo describiría la relación ecuménica en Letonia?

Nosotros, los católicos, somos aproximadamente una cuarta parte o una quinta parte de la población, junto con los luteranos, el 30%, los ortodoxos, menos del 20%, y otras denominaciones más pequeñas. La colaboración es muy buena. Es gracias al hecho de que en el preámbulo de la Constitución de Letonia, los valores cristianos, junto con los valores universales nacionales y humanos, se mencionan como la fundación de Letonia. La Constitución define el matrimonio como una unión entre un hombre y una mujer. Hay una ley que prohíbe la propaganda inmoral en las escuelas. En enero, con la ayuda de los bautistas, detuvimos el intento de ratificar la Convención de Estambul, lo que abre la posibilidad de imponer la ideología de género a través de las escuelas y los medios de comunicación. Todo esto fue una gracia, pero solo porque las principales confesiones cristianas hablaban con una sola voz. ¡Ahora espero que Francisco, que aprecia tanto el ecumenismo, nos aliente a seguir en la misma dirección!

ZENIT: ¿Cómo informan la televisión y los periódicos sobre el próximo viaje?

La Iglesia se esfuerza por transmitir el mensaje de la dimensión espiritual del evento, para presentarlo como una oportunidad que no debe perderse en todo el país. Luego está la prensa que critica los costos de su organización, o porque el parlamento ha declarado un día festivo el día del Papa en Letonia, y por eso pierden millones de euros… En resumen, están más concentrados en los aspectos externos y superficiales del evento, dejando fuera de la vista el profundo significado de este. Esperamos superar este obstáculo.

ZENIT: Un tema sensible para Letonia es la relación con la gran minoría étnica rusa, cuya condición ha cambiado considerablemente desde que Letonia ya no es parte de la Unión Soviética. El Papa Francisco es el Papa que continuamente invita a construir puentes, a reconciliarnos entre los pueblos, a aprender a vivir en armonía. ¿Cómo se recibirá este mensaje en su país?

Hoy vivimos en un mundo desgarrado por tantos conflictos. En Letonia, ciertamente, no somos perfectos, todavía tenemos mucho que hacer, pero vivimos juntos en paz, y en este sentido, también podemos ser un modelo para el resto del mundo. Por ejemplo, en Riga hay más rusos que letones. La ciudad es administrada por un alcalde ruso, y no es la primera vez, sino la tercera. No hay conflicto abierto en la calle, en la vida cotidiana… Sin embargo, es un tema delicado, porque incluso en ausencia de conflicto hay partidos políticos que intentan alimentar el antagonismo entre letones y rusos. Y si el Papa Francisco llega con un mensaje de reconciliación, entonces es previsible que inmediatamente algunos grupos lo ataquen. La cuestión es delicada, sí, se necesitará precaución para lanzar el mensaje de que debemos construir puentes y no muros, pero sin entrar en estas controversias políticas.

ZENIT: ¿Cuál es el significado de esta coincidencia?

Para el gobierno y para los políticos, este es un hecho de gran importancia, como si fuera un hecho de prestigio para el país dar la bienvenida al Papa en esta circunstancia. Por lo tanto, la población también lo considera. El centenario de la independencia de la Iglesia también es importante, al igual que el 25 ° aniversario de la visita del Papa Wojtyla, pero este no es el punto principal. El punto realmente importante para nosotros es ese impulso espiritual de renacimiento que esperamos del Papa Francisco. Hace ocho años, cuando me convertí en Arzobispo de Riga, dije que mi “propósito estratégico” sería el renacimiento espiritual de Letonia. Y lo dije no solo a los católicos, sino también a todos los demás cristianos y a todos los hombres de buena voluntad.

ZENIT: En este momento histórico para Europa, los sentimientos nacionalistas están resurgiendo en muchos de los países del continente. ¿Ocurre esto en Letonia? El nacionalismo, en su opinión, ¿siempre debe ser condenado?

Depende de cuáles sean los contenidos de este concepto de “nacionalismo”. Desde mi punto de vista, distinguiría “patriotismo” y “nacionalismo”; el primero es bueno, el segundo no, aunque algunos expertos argumentan que hay varios niveles de nacionalismo, y los más “suaves” pueden ser aceptados. Digo esto: el amor por la propia patria es algo necesario, es parte del cuarto mandamiento, “Honra a tu padre y a tu madre”: pero con el nacionalismo ya podemos sentir un sentido de superioridad hacia los demás, y esto no es aceptable.

ZENIT: ¿Hay mucho sentido de identidad nacional vivo entre los letones que viven en el extranjero?

Aquellos que fueron forzados a irse durante la guerra y sus descendientes tienen un sentimiento patriótico muy marcado. Aquellos que se fueron con la última ola de emigración experimentan una sensación de mayor desilusión hacia su país, y ellos eligieron irse. No obstante, también hay una parte de los letones en el exterior a los que les gustaría regresar a casa. Hay quien lo hace, pero hasta ahora los dos flujos migratorios, dentro y fuera, todavía no se han equilibrado entre ellos. Esperamos llegar al menos lo antes posible en un equilibrio.

La entrada ENTREVISTA: El Arzobispo de Riga habla sobre el viaje del Papa a Lituania, Letonia y Estonia se publicó primero en ZENIT - Espanol.

















  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Articulo Revisado: ENTREVISTA: El Arzobispo de Riga habla sobre el viaje del Papa a Lituania, Letonia y Estonia Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos