728x90 AdSpace

Peliculas con Temas Religiosos, Valores y Entretenimiento
Artículos
sábado, 29 de septiembre de 2018

¿La administración Trump es consistente en su rechazo a promover la agenda LGBT?



(LifeSiteNews) El mensaje del presidente estadounidense Donald Trump a la Asamblea General de la ONU comenzó el pasado martes donde lo dejó el año pasado, insistiendo en la soberanía como la base de la política exterior estadounidense y la única base legítima para la cooperación internacional.

«Es por eso que Estados Unidos siempre elegirá la independencia y la cooperación sobre el control y la dominación de un gobierno globalista», dijo, refutando abiertamente las declaraciones y súplicas de los líderes mundiales para que Estados Unidos ceda a las imposiciones de las entidades de la ONU.

El Presidente una vez más aseguró que no estaba interesado en usar la política exterior de EE. UU. como una herramienta para la ingeniería social en otros países, como lo hizo la administración Obama para promover la aceptación internacional de la agenda LGTB y los derechos al aborto.

«Honro el derecho de cada nación en esta sala a seguir sus propias costumbres, creencias y tradiciones. Estados Unidos no les dirá cómo vivir, trabajar o rendir culto. Solo pedimos que honren nuestra soberanía a cambio», prometió a líderes mundiales.

La promesa sin duda es bienvenida para muchos estados miembros de la ONU que fueron presionados por la administración Obama para aceptar la agenda LGTB a través de resoluciones de la ONU.

Pero solo horas después de que Trump prometiera honrar las tradiciones y culturas de los países, Estados Unidos respaldó un evento que promovía los «derechos» de la comunidad LGBT en la sala de conferencias inmediatamente debajo del Salón de la Asamblea General.

Tanto el Secretario General António Guterres como la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, pronunciaron comentarios en el evento que abarca una amplia agenda LGBT, que va más allá de prevenir la violencia contra las personas que se identifican como LGBT.

El evento pretendía terminar con las «ejecuciones extrajudiciales», algo que todos los estados miembros condenan unívocamente. Pero Bachelet dijo que era necesario poner fin a «todo tipo» de discriminación contra las personas que se identifican como LGBT y aplaudió al Tribunal Supremo de India por revocar las leyes de sodomía de las naciones a principios de este mes.

Pidió a los estados que rastreen los crímenes de odio LGBT y dijo que también serían responsables de las acciones de los actores no estatales. No quedó claro a partir de su declaración si esto también podría aplicarse a los grupos religiosos que enseñan a sus seguidores que los actos homosexuales son inmorales.

El Relator de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, la Profesora de la Universidad de Columbia Agnes Callamard, también fue invitada. Ella dijo que el fracaso de los estados para proporcionar a las personas que se identifican como LGBT servicios de bienestar específicamente diseñados también podría resultar en una «ejecución extrajudicial».

«Las privaciones arbitrarias de la vida pueden estar vinculadas a la negligencia de los estados al proporcionar condiciones básicas y servicios que garanticen la vida», dijo, lamentando las altas tasas de personas sin hogar, prostitución y VIH / SIDA entre las personas que se identifican como LGBT.

El evento fue patrocinado por el «Grupo básico LGBT», al que la administración Obama se unió en su primer mandato. Estados Unidos todavía es miembro del  grupo compuesto por 24 estados, dos grupos LGBT y la oficina de derechos humanos de la ONU.

El coordinador del grupo, una organización llamada OutRight International que trabajó en estrecha colaboración con la administración Obama, criticó al presidente Trump en un comunicado de prensa el mismo día llamando al presidente «miope» y desestimando su énfasis en la soberanía como «excusa que los Estados usan para avanzar una agenda patriarcal y nacionalista».

Aunque EE. UU. ha mantenido un perfil más bajo en el Grupo desde que asumió Trump, la membresía en los Estados Unidos aún envía un mensaje mixto. El objetivo del grupo es crear categorías de derecho internacional de «orientación sexual e identidad de género» aunque este sea un tema controvertido y ningún tratado vinculante de la ONU pueda ser interpretado para proteger la autonomía sexual fuera del contexto del matrimonio y la formación familiar.

Diplomáticos estadounidenses negociarán estos temas en una resolución sobre ejecuciones extrajudiciales, en las próximas semanas. La posición de los diplomáticos estadounidenses sobre la inclusión de la «orientación sexual y la identidad de género» en las resoluciones de la ONU no cambió durante las dos últimas sesiones de la Asamblea General. Queda por ver si se alinean con la promesa del presidente Trump.

Let's block ads! (Why?)
















  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Articulo Revisado: ¿La administración Trump es consistente en su rechazo a promover la agenda LGBT? Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos