728x90 AdSpace

Peliculas con Temas Religiosos, Valores y Entretenimiento
Artículos
domingo, 23 de septiembre de 2018

Museo de la Ocupación en Lituania: Francisco revive el dolor de las víctimas

(ZENIT – 23 sept. 2018).- Esta tarde, del domingo 23 de septiembre de 2018, en el 75 aniversario de la destrucción del gueto judío de Lituania, y en el marco del centenario de la declaración de independencia de las naciones bálticas, el Papa ha visitado el Museo de la Ocupación y de la Lucha por la Libertad en Vilna, capital de Lituania.

En el segundo día de su 25º viaje apostólico, Francisco se ha dirigido en coche a las 16 horas (15 h. en Roma) al Museo, y de camino, ha parado ante el Monumento de las víctimas del Gueto judío, donde ha hecho un rato de oración en silencio y ha depositado unas flores en tributo a las víctimas.

A su llegada al Museo, el Papa ha sido recibido por el director del museo, y ha estado acompañado por el Arzobispo de Vilna, Mons. Gintaras Grušas. Juntos, han bajado el piso inferior del edificio, para visitar las celdas nº9 y nº11, donde el Papa Francisco ha encendido una vela en memoria de las víctimas, y se ha quedado unos minutos en silencio, rezando.

También ha estado con el Pontífice en estos momentos un obispo anciano, de la Compañía de Jesús, superviviente de las persecuciones. Asimismo, el Papa ha visitado en silencio, acompañado por estos dos obispos, la sala de ejecuciones. Al volver al piso de arriba, el Santo Padre ha firmado en el libro de visitas del Museo.

Terminada la visita privada, el Papa se ha trasladado en coche al Monumento de las Víctimas de la Ocupación y Lucha por la Libertad para orar por las víctimas de tanto sufrimiento.

Ocupación soviética y alemana

El Papa visita el Museo de la Ocupación y de la Lucha por la Libertad © Vatican MediaEs interesante saber que tanto la Gestapo nazi como la KGB soviética eligieron este lugar como su cuartel general, cuando ocuparon Lituania con mano de hierro. El museo lleva a los visitantes a través de la historia, comenzando con la resistencia, luego a las invasiones, primero alemán, luego ruso, cuando el destino de la Segunda Guerra Mundial se volvió contra Hitler.

Lituania se convierte así en una república de la Unión Soviética, hasta el tan esperado colapso del comunismo en toda Europa del Este. La represión de la disidencia política fue despiadada, y consistió en limitaciones de todo tipo para la libertad personal, el arresto, el interrogatorio, la detención, la tortura y la muerte.

Interior del Museo

El sótano fue utilizado como una prisión. Había células con incluso 20 personas amontonadas en el suelo desnudo; tanques llenos de agua helada donde arrojarían prisioneros. La celda de aislamiento era un agujero sin ventanas. Hay otras celdas en el patio, lugares donde a algunos se les permite respirar un poco, pero no más de una hora por día. El régimen penitenciario mejoró solo un poco a mediados de la década de 1960, con la muerte de Stalin. La represión, en nombre del ateísmo estatal, no perdonó a la Iglesia.

El Papa visita el Museo de la Ocupación y de la Lucha por la Libertad © Vatican Media El cardenal Audrys Juozas Backis, arzobispo emérito de la capital lituana de Vilnius, ha comentado: “Pensemos que solo quedaban nueve iglesias abiertas, la catedral era una sala de conciertos… la iglesia de San Casimiro era un museo… ¡un museo de ateísmo!”

“Juan Pablo II dijo –ha continuado– que lo que sucedió en nuestros países es una catástrofe antropológica que ha tocado la conciencia de la gente. Los abuelos son aquellos que han transmitido algo… la religión era como una pieza de un museo antiguo, que no había vivido”.

Y tantos obispos y sacerdotes ingresaron aquí, acusados de propaganda antisoviética. Los que se marcharon generalmente se dirigieron hacia el gulag siberiano, porque la alternativa era una bala apresurada en la cabeza, en la llamada cámara de ejecución.

240.000 víctimas judías

El trágico balance final para toda Lituania se dibuja en un panel frente a la entrada: 50.000 muertos en la conciencia de la Rusia comunista, y aún más aquellos asesinados por los alemanes: alrededor de 240.000, en su mayoría judíos, que hicieron de Vilnius la famosa “Jerusalén de el Norte “. Hoy, solo quedan 5.000 en todo el país.

El museo se estableció apenas un año después de la independencia lituana. Hoy acoge a casi 90.000 visitantes al año y promueve iniciativas escolares tales como enseñar a los jóvenes cómo la libertad que disfrutan es un bien preciado.

Cada año, los jóvenes lituanos que no han visto estos eventos, afortunadamente para ellos, con sus propios ojos, vuelven a representar la historia reciente de su país a través de fotografías, cortometrajes, exhibiciones y objetos hechos a mano. Los dibujos que se muestran aquí en la entrada del museo son los más hermosos e inspirados.

Dale Rudiene, un organizador que trabaja dentro del Ministerio de Educación de Lituania, dice: “Todos los años organizamos este concurso y participan unos 1.000 estudiantes. Si no conoces el pasado, ¿cómo puedes construir un futuro sin opresión, sin crueldad?”

Con Deborah Castellano Lubov
Corresponsal de Zenit en los Países Bálticos 

La entrada Museo de la Ocupación en Lituania: Francisco revive el dolor de las víctimas se publicó primero en ZENIT - Espanol.

















  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Articulo Revisado: Museo de la Ocupación en Lituania: Francisco revive el dolor de las víctimas Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos