728x90 AdSpace

Peliculas con Temas Religiosos, Valores y Entretenimiento
Artículos
martes, 2 de octubre de 2018

¿Cómo elegir mejor a los sacerdotes para evitar abusos en la Iglesia?



REDACCIÓN CENTRAL, 02 Oct. 18 (ACI Prensa).- El Prefecto de la Congregación para la Educación Católica, Cardenal Giuseppe Versaldi, explicó cómo elegir mejor a los candidatos al sacerdocio para así evitar que vuelvan a ocurrir abusos sexuales en la Iglesia.

En un artículo titulado “Vocaciones equilibradas y maduras”, publicado en el diario del Vaticano, L’Osservatore Romano, el Cardenal recordó que hace unos días el Papa Francisco dijo a un grupo de obispos que es necesaria “una particular atención al clero y al seminario”, porque “no podemos responder a los desafíos que tenemos sin actualizar nuestros procesos de selección, acompañamiento y valoración”.

“La indicación del Papa Francisco es importante y se integra con lo que la Iglesia está haciendo para descubrir y reprimir los casos de abusos de menores de parte de sus sacerdotes. Es importante porque no se limita a actuar en las consecuencias sino que quiere ir a las causas de tales crímenes”, escribió el Cardenal.

En el artículo el Purpurado preguntó “cómo es posible que los años de formación” de los seminaristas no hayan sido suficientes “para descubrir las debilidades y la inmadurez que llevaron a los abusos de menores”. Ante esto, recordó algunas normas canónicas que deben guiar el proceso de selección de candidatos al sacerdocio.

El Cardenal citó el canon 1029 que se establece que los candidatos deben tener “cualidades físicas y psíquicas congruentes con el orden que van a recibir”, mientras que el canon 1051 señala la necesidad de contar con un atestado sobre el “estado de salud física y psíquica” de los mismos.

Además, el canon 1052 precisa que, luego de pasar todas las indagaciones, si “el Obispo duda con razones ciertas de la idoneidad del candidato para recibir las órdenes, no lo debe ordenar”.

“Grande es la preocupación de la Iglesia acerca de la calidad de quienes se admite a las órdenes sagradas. La primera preocupación es entonces la de excluir personas que sufran de patologías, al punto que en tales casos, incluso si la persona ya ha sido ordenada, sería irregular o estaría impedida de ejercer su ministerio”, destacó el Purpurado en referencia al canon 1041.

Asimismo, señaló que “la Iglesia no se contenta con excluir del sacerdocio a quien está enfermo, sino que propone en positivo las virtudes humanas necesarias para ejercer el ministerio sacerdotal”.

En ese sentido, recordó que San Juan Pablo II, en el documento Pastores dabo vobis, indicó que “los futuros presbíteros deben cultivar una serie de cualidades para la construcción de personalidades equilibradas, fuertes y libres, capaces de soportar el peso de la responsabilidad pastoral”.

Ante esto, dijo que la ordenación de personas que luego fueron abusadores, se debió a que “el discernimiento sobre la idoneidad para la ordenación estuvo errado en cuanto se limitó a excluir el fenómeno patológico, sin profundizar en la valoración de los signos que generaban malestar, ni en la verificación en positivo de la madurez psíquica de los sujetos”.

“Justamente por eso el Papa reclama la necesidad de actualizar los métodos de formación”, para que permitan “una valoración profunda y no superficial de los requisitos para la ordenación”. “Pero esto exige -indicó- una actualización también de los formadores en los seminarios para que sean capaces de ver los signos de alarma y no solo los comportamientos patológicos de los candidatos”.

El Prefecto explicó que una investigación realizada hace algunos años “subrayó que, también en ausencia de psicopatologías, una buena parte de quienes llegaban al sacerdocio, a pesar de su buena voluntad, no se conocían lo suficiente en sus fragilidades psíquicas, y afrontaban luego la vida sacerdotal con expectativas irreales y desproporcionadas a sus capacidades reales, lo que generaba que dejaran el ministerio o buscaran compromisos o compensaciones, con frecuencia en el campo sexual”.

La investigación titulada “Antropología de la vocación cristiana. Confirmaciones existenciales”, mostró además la “insuficiente ayuda recibida por los candidatos en los años de formación de parte de sus formadores”.

La investigación recomendó “mejorar la formación de los formadores, para que sean capaces de reconocer los signos, incluso escondidos, de fragilidad psíquica y, a través de la colaboración de los expertos, ayudar a los jóvenes a conocerse de modo más profundo y real, para que sean libres y capaces de realizar su ideal vocacional”.

Para el Cardenal Versaldi, si estas recomendaciones y otras similares que la Congregación para la Educación Católica dio en 2008, se hubieran seguido, “se habría evitado muchos errores y escándalos”.

Luego de afirmar que se necesita seguir trabajando para prevenir los abusos, el Cardenal destacó que para hacer “más creíble la acción de la Iglesia contra la pedofilia entre el clero” hace falta “la necesaria colaboración con las autoridades civiles”.

Para concluir, el Prefecto explicó que la tarea de la evangelización debe realizarse considerando que, “como escribe el Papa en la Evangelii gaudium ‘sería un error entenderla como un esfuerzo heroico personal’”, ya que la obra es de Cristo, “más allá de lo que podemos entender y comprender. Jesús es el primer y más grande evangelizador”.















  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Articulo Revisado: ¿Cómo elegir mejor a los sacerdotes para evitar abusos en la Iglesia? Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos