728x90 AdSpace

Peliculas con Temas Religiosos, Valores y Entretenimiento
Artículos
miércoles, 31 de octubre de 2018

El Sínodo escuchó los sufrimientos de los jóvenes cristianos orientales

(ZENIT – 31 oct. 2018).- “Me alegra intervenir en nombre de los jóvenes Maronitas presentes en el Líbano, en el Medio Oriente, y en los cinco continentes, que agradecen sinceramente al Santo Padre Francisco por haber convocado este Sínodo sobre los jóvenes”, dijo Monseñor Toufic Bou Hadir, durante el briefing informativo del Sínodo en el Vaticano, el miércoles, 24 de octubre de 2018.

A raíz del Sínodo, el prelado anunció una reunión de jóvenes cristianos del Medio Oriente en Beirut en marzo de 2019, con la comunidad de Taizé. Subrayó la necesidad de ayudar a los jóvenes cristianos a no abandonar el Medio Oriente. Lanzó un llamamiento a favor de los jóvenes.

Monseñor Toufic Bou Hadir es director de YOUCAT de la Fundación Árabe (Iglesia Maronita) y coordinador de la Oficina Patriarcal del Ministerio Pastoral de los Jóvenes (Líbano).

Recordó las etapas de la preparación del Sínodo sobre Los jóvenes, la fe, y el discernimiento vocacional (3 al 28 de octubre de 2018): “Nuestros jóvenes han acompañado las diferentes etapas que precedieron al Sínodo. Su iniciativa más reciente fue un pre-sínodo, que tuvo lugar el pasado mes de agosto, donde se reunieron jóvenes Maronitas de todo el mundo y representantes de comunidades Cristianas y Musulmanas de Líbano. Presentó un informe final, que recogía sus ideas y las de miles de jóvenes que participaron a través de las redes sociales. “Este informe refleja su aspiración a ser percibido en la particularidad de su contexto del Medio Oriente y a desempeñar un papel activo en la vida renovada de la Iglesia”.

Jóvenes y Profetas

Los jóvenes necesitan sentir sus sufrimientos reconocidos en el corazón del Sínodo, subrayó Mons. Bou Hadir. “Los jóvenes cristianos esperan que toda la Iglesia sea consciente de sus sufrimientos particulares y que perciba su presencia en el Este en la continuidad del amor de Cristo, que irradió en todo el mundo. Estos jóvenes se dirigen hoy a la Iglesia universal: no olviden el Medio Oriente donde estamos arraigados: la tierra de nuestros antepasados, regada por la sangre de los mártires…”.

Para el director del Ministerio Pastoral de los Jóvenes, estos mismos jovenes son los defensores del diálogo: “En este Medio Oriente, donde las costumbres sociales son compartidas entre Cristianos y Musulmanes, nuestros jóvenes se presentan como agentes del diálogo entre las civilizaciones y como constructores. de puentes y de paz con sus conciudadanos”.

Para él, las palabras de San Juan Pablo II se aplican especialmente a los jóvenes: “La mezcla cultural y religiosa que marca Líbano y sus múltiples idiomas hacen de este país un excelente vehículo de la transmisión de las cultura: Líbano es más que un país; es un mensaje de libertad y un ejemplo de pluralismo tanto para el mundo Oriental como para el mundo Occidental”, dijo San Juan Pablo II, y los jóvenes del Líbano son el vehículo para transmitir este mensaje. A pesar de las dificultades, están llamados a aguantar y aguantar porque Jesús dijo: “No te dejaré”.

Mons. Bou Hadir ve a los profetas en los jóvenes que van en contra de la corriente: “Nuestros jóvenes profetas” oran para que el Señor escuche su oración para que el sufrimiento de las Iglesias orientales y del Medio Oriente y el círculo vicioso de violencia y terrorismo puedan terminar”.

Los Jóvenes no Deben Abandonar el Medio Oriente

Los Cristianos son indispensables para el rostro del medio oriente. “Nuestros jóvenes son creyentes y son perseverantes”, dijo el obispo Maronita. “Se adhieren a Jesús como a una roca de salvación a pesar de todos los obstáculos y desafíos. Están convencidos de que Dios los llama a permanecer enraizados en sus tierras. Nuestro patriarca, el Cardenal Rai, afirmó que la presencia cristiana es una necesidad absoluta para el Medio Oriente… La base cultural de todo el Medio Oriente es una base Cristiana; además, es la cuna del Cristianismo. No tenemos derecho a abandonarlo. Los jóvenes no deben desertar del este “, subrayó el prelado.

Este amonestación es la raíz de la su apelación para ayudar a los jovenes que regresen al Medio Oriente. “Los jóvenes de Líbano dirigen un “grito”, un llamado a los países Occidentales para ayudar a los migrantes y refugiados que recibe Líbano (y que son aproximadamente dos millones de personas, el equivalente a la población Libanesa). “No es suficiente ayudarles a sobrevivir donde están, pero es necesario crear las condiciones políticas, económicas, y de seguridad que fomentan su regreso a sus países, a sus tierras en Irak, en Siria y en Palestina”.

Testigos Verdaderos

Monseñor Bou Hadir mencionó la confianza de los jóvenes en sus pastores. “Durante mucho tiempo, mucho antes de este Sínodo, comencé a escuchar a los jóvenes. Tienen muchas expectativas; Por encima de todo, esperan pastores que estén cerca de ellos, que sean verdaderos testigos. Todo el mundo conoce el proverbio: “El hábito no hace el monje”. Pero uno no sabe lo que sigue: “El hábito no hace el monje, pero el corazón lo hace”. Este proverbio refleja una realidad fundamental en la Iglesia y en la vida de un Cristiano: autenticidad y coherencia entre lo que se “dice” y lo que se “vive”. Eso es a lo que aspiran los jóvenes de todos los tiempos y países”.

También hizo eco del deseo de los jóvenes de ser protagonistas en la Iglesia. “Los jóvenes también reclaman un papel activo en la vida de la Iglesia y la participación en la toma de decisiones y su puesta en práctica. “Quieren que la Iglesia sea cada vez más un lugar donde reinan la cercanía y la transparencia, un lugar de diálogo y de iniciativas innovadoras”, continuó.

Vigilar y Escuchar

Y esta innovación se encuentra en las periferias. “Los jóvenes quieren una Iglesia atractiva y están listos para moverse para salir y encontrarse con todas las personas. En la escuela del Papa Francisco, la Iglesia del Líbano y las Iglesias orientales están invitadas a ir a las “periferias”, para implementar la paradoja de una Iglesia eternamente joven invitada a transmitir a las nuevas generaciones el depósito sagrado que ha recibido. La Buena Nueva de Jesucristo. La periferia de la que habla el Papa Francisco no es un área; es un estado de vigilar y escuchar, una disposición a seguir a Cristo en los caminos del siglo XXI. “Este Sínodo ha sido la ocasión para recordar a nuestros jóvenes que ellos son los transmisores de la Buena Nueva, los agentes de la Nueva Evangelización”, subrayó el Obispo.

Monseñor Bou Hadir anunció un evento a raíz del Sínodo. En primer lugar, la publicación de la colección YOUCAT en árabe: el Catecismo (YOUCAT), la enseñanza social (DOCAT), que el Papa ofreció a los jóvenes que participan en el Sínodo, la Biblia de los jóvenes y YOUCAT4kids, que el Papa ofreció durante el Encuentro de Familias en Dublín el pasado mes de agosto.

Y el segundo es el Primer Encuentro Ecuménico Internacional de Jóvenes, que se celebrará en Beirut el 22 al 26 de marzo de 2019, bajo la dirección del Consejo de Iglesias del Oriente Medio y la Comunidad de Taizé.

El 25 de marzo, la Fiesta de la Anunciación, un día festivo en el Líbano, se dedicará un día especial, para Cristianos y Musulmanes, a experimentar a los jóvenes como “pioneros del diálogo interreligioso”.

Monseñor Bou Hadir desea apoyar la esperanza de los jóvenes: “Me gustaría dirigir una palabra de esperanza a todos los jóvenes del mundo, en particular a los de Siria, Irak, Palestina, Jordania, Líbano y todos los demás países del Este: Jesús es la piedra angular sobre la cual un nuevo mundo se construyen y ustedes son los constructores, los constructores de un mundo de esperanza. En este mundo lleno de desigualdades y prejuicios, y donde todo va mal, sé constante; estar sin miedo Sé testigos de la justicia y el coraje: Cristo cuenta contigo. Jóvenes de Medio Oriente, Dios te está llamando. Él te confía una misión: no tengas miedo y confía en Él. Ustedes son misioneros en sus contextos, los transmisores de un mensaje de amor que Jesús no deja de proclamarnos”, concluyó el Obispo.

Traducción de Richard Maher

La entrada El Sínodo escuchó los sufrimientos de los jóvenes cristianos orientales se publicó primero en ZENIT - Espanol.

















  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Articulo Revisado: El Sínodo escuchó los sufrimientos de los jóvenes cristianos orientales Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos