728x90 AdSpace

Peliculas con Temas Religiosos, Valores y Entretenimiento
Artículos
viernes, 9 de noviembre de 2018

7 motivos por los que un sacristán es importante en las iglesias católicas



CIUDAD DE MÉXICO, 09 Nov. 18 (ACI Prensa).- Durante la celebración de la Misa, el sacerdote es asistido por los acólitos, pero es el sacristán quien ayuda no solo en las cuestiones litúrgicas sino también en la buena marcha cotidiana del servicio en las iglesias católicas.

Aquí te explicamos 7 razones por las que el sacristán es importante en los templos:

1.- Disponibilidad y servicio

El sacristán es un laico o religioso que se encarga del orden, el cuidado y la limpieza de la iglesia. Cuida que el sacerdote tenga todo lo necesario para presidir la Eucaristía.

El Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME), a partir de una entrevista que realizó a un grupo de sacristanes, indicó que en esta ocupación “no solo hay varones, sino también sacristanas. Y por cierto excelentes”.

El sacristán también debe “tener la disposición para hacer lo que te pidan, por ejemplo labores humildes de limpieza, y para ir a donde sea, cambiar de parroquia, de rumbo, de comunidad”.

“A veces te toca hacerle también de monaguillo, o de lector. Nunca sabes qué vas a tener que hacer y eso hace que la labor no sea monótona, siempre hay algo diferente”, indicó uno de los sacristanes entrevistados por el SIAME.

2.- Trabaja cuando los demás descansan

Un sacristán trabaja “toda la semana, y más los domingos y días festivos”. “Cuando hay Misa de 7:00 a.m. hay que madrugar, cuando hay Misa de 9:00 p.m. hay que desvelarse”.

El sacristán es el primero en llegar al templo por la mañana y es el último en retirarse. “Verifica que no quede nadie. Echa un último vistazo para asegurarse de dejar las cosas en orden”.

3.- Lo primero y lo último que hace es rezar

El SIAME indicó que lo primero que hace el sacristán al llegar a la iglesia “es orar. Encomendar su jornada al Señor”. Antes de volver a sus casa “hace una breve oración para agradecerle su jornada a Jesús, y apaga la luz”.

4.- Es paciente y humilde

La mayor virtud del sacristán es la paciencia que “ejerce constantemente para tratar con afabilidad a toda la gente, que no siempre es amable ni prudente”.

También tiene la humildad para realizar todo lo que se necesite. “Se acomoda a barrer, a recoger y ordenar las hojitas de Misa que deja la gente olvidadas, a apagar y quitar las veladoras gastadas, a sacudir bancas y reclinatorios, y hasta a despegar chicles que algunos maleducados rumiantes dejaron pegados en la parte de abajo de sus asientos”.

5.- Capacidad de adaptación

Uno de los mayores desafíos de esta ocupación es “el trato con los distintos sacerdotes”.

Para un sacristán es fundamental “tener capacidad de adaptación, buena voluntad, y ponerme listo para recordar cómo cada uno prefiere que le ayude”.

También “llega a tener tal compenetración con su párroco, ya que basta que este le haga un ligero gesto, una mirada, una pequeña inclinación de cabeza, y capta al instante lo que necesita y se apresura a traérselo”.

6.- No es solo trabajo

Por otro lado, los sacristanes dijeron al SIAME que lo más satisfactorio de ese oficio es “el trato con la gente. Por lo general, es muy respetuoso y enriquecedor. Conoce uno a toda clase de personas, hace buenas amistades, aprende”.

El servicio de sacristán es una oportunidad de “crecimiento espiritual. Que no solo me beneficia a mí, sino que me ha ayudado mucho en la relación con mi familia, amigos y conocidos”.

Uno de los sacristanes comenta que, “a pesar de mis defectos, Dios me haya llamado a servirlo. Me siento muy agradecido. Y no considero que la mía sea simplemente una ‘chamba’, si así fuera, ya hubiera renunciado”.

“Para mí es un apostolado, un servicio a Dios y a mis hermanos”, resalta.

7.- Ganas de aprender y mejorar

Los sacristanes también dijeron al SIAME que hay una necesidad de cursos de preparación y actualización para su oficio.

Expresaron su deseo de que “hubiera buen material que pudiéramos leer, estudiar, por ejemplo, un manual. Y reuniones para conocernos entre nosotros, hacernos amigos”.















  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Articulo Revisado: 7 motivos por los que un sacristán es importante en las iglesias católicas Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos